Guía y consejos para redactar un ensayo

Escribir ensayos es uno de los principales trabajos que se realizan todo el tiempo en la universidad, en la mayoría de las áreas de estudio redactar y escribir de una manera persuasiva y objetiva es una de las habilidades más importantes para un estudiante. Los ensayos pueden ser desde 500 palabras o hasta tener la longitud de 2000-3000 palabras, por lo que es estupendo desarrollar buenas habilidades en la escritura de ensayos.

En este artículo te prepararemos con todas las bases para logres desarrollar estas habilidades de escrituras tan necesarias para todo estudiante, y de esta manera el trabajo de escribir un ensayo no se convertirá en una tarea difícil y tediosa.

Qué es un ensayo

Un ensayo es una composición breve, no ficticia que se utiliza para describir, clarificar, argumentar o analizar un tema. Son muy frecuentes en todos los niveles escolares y muchos diferentes temas. Suelen pedirse en situaciones desde describir desde el punto de vista personal tus vacaciones, hasta elaborar un análisis complejo científico. Los elementos que contiene un ensayo son: introducción, desarrollo y conclusión.

Cómo hacer un ensayo

Es necesario presentar un argumento claro durante todo el ensayo, organizar tus ideas de una manera estructurada de manera que los argumentos sean entendibles. El objetivo principal es tratar de convences al lector acerca de tu postura sobre el tema, de manera que hay que enfocarse en lo más posible es en hacer que ellos puedan seguir su argumento.

Seleccionar un tema

La primera actividad por realizar antes de comenzar un ensayo es seleccionar el tema con el que se va a trabajar. Debes de preguntarte a ti mismo que es lo que aprenderás al elegir un tema en particular, tus intereses, gustos, conocimientos y experiencia importan en la decisión. Toma en cuenta también la facilidad con la que puedes obtener los recursos e información para realizar un determinado tema, realizar una pequeña investigación previa a elegir el tema te puede ayudar a identificar un buen tema para tu ensayo.

Analizar el tema

Después de haber elegido o que se te haya asignado un tema, el siguiente paso es realizar el análisis de este tema. Lo primero es determinar que es lo que se te está pidiendo; sea una descripción, un argumento documentado, tu punto de vista personal sobre el tema, un análisis objetivo, o alguna otra cosa, cada una de estas diferentes perspectivas cuentan con diferentes preguntas que contestar, por lo que la investigación a realizar puede seguir un camino diferente en cada uno de estos casos.

Cómo hacer un ensayo

Selecciona palabras claves del tema e investiga acerca de sus definiciones, y todo lo que consideres relevante sobre esa palabra. Después busca y selecciona instrucciones y objetivos que provengan del tema del ensayo. Por ejemplo, una instrucción del tema podría ser comparar distintos puntos de vista, temas, etc.; discutir acerca de un tema; explicar o describir; entre otros.

Se define que existen tres diferentes estilos principales de textos ensayísticos que se utilizan en el ámbito académico: descriptivo, argumentativo y evaluativo. La mayoría de los ensayos requieren de una combinación de los tres, y el uso de habilidades críticas y analíticas.

  • Escritura descriptiva:Su objetivo es describir lo que ha sucedido, por ejemplo, eventos principales, métodos, descubrimientos, etc. Se utiliza para describir las características y/o funciones principales de estos, por ejemplo, políticas, prácticas, método. Y para sintetizar los puntos principales, como una teoría.
  • Escritura argumentativa:El objetivo es argumentar un caso o punto de vista, para influenciar y persuadir los pensamientos/acciones del lector. En este tipo de escritura se trata de declarar tu posición acerca del tema de manera clara y sencilla, utilizar una línea de razonamiento consistente que soporte tu opinión, brindar evidencia y ejemplos relevantes, validos, confiables y convincentes que sustenten tus ideas, y responder los argumentos en contra.
  • Escritura evaluativa:Este tipo de escritura nos sirve para comparar y contrastar puntos de vista. La comparación se refiere a encontrar similitudes entre puntos de vista, y el contrastar significa encontrar diferencias entre estos. Se evalúa la significancia entre las diferencias o similitudes entre aspectos del tema, se genera un juicio personal basado en evidencia dándole razones a nuestra opinión. Mostramos nuestro criterio, esta es la forma en la que se llegó a la opinión acerca del tema (en base a datos o evidencia científica).

La experiencia personal

Solamente se utiliza este tipo de escritura cuando el ensayo lo pide, no se debe de usar como principal evidencia o fundamento, a menos que específicamente se le haya pedido.

Cómo hacer un ensayo

Los puntos a considerar cuando se incluye la experiencia personal en un texto son: La normalidad de la experiencia, es decir, si se han realizado estudios acerca de ella o si existen reportes o artículos relevantes acerca de ella: cómo es que la experiencia se compara con la de otras personas; la relevancia de la experiencia; cómo se relaciona con teorías que hayas estudiado; cómo sustenta o contradice teorías o puntos de vista ya existentes: se pueden elaborar lecciones o aprendizajes en base a esa experiencias; y si es posible crearse generalizaciones a partir de ella.

En las escrituras de experiencias personales se utiliza un lenguaje diferente al típico de la investigación, se utiliza un lenguaje mucho más emocional, subjetivo, intuitivo y de carácter anecdótico. Por ejemplo, “encontré que” en lugar de “se ha encontrado que”.

Un ensayo debe identificar los temas relevantes a incluir, ser claro, preciso y acertado. Se utiliza un orden lógico, en el que se trate de mantener el punto principal a lo largo del texto e indicando la relevancia de lo que se está describiendo.

Es muy importante tratar de relacionar el tema con lo que pienses que son las expectativas del lector acerca de cómo se pretende elaborar el ensayo en cuestión, elegir los principales puntos a establecer en el ensayo, estos deben de ser los más relevantes e íntimamente relacionados entre el tema o subtemas. Puedes escribir algunas notas que te ayuden a relacionar y a construir argumentos entre los subtemas y puntos importantes.

Un análisis exhaustivo del tema antes de comenzar a escribir te ayudará a enfocar lo mejor posible el tema que se trata de exponer, así puedes realizar una investigación mucho más profunda de las ideas que estás buscando.

Es importante buscar durante la investigación puntos importantes que apoyen a formar argumentos concretos y válidos durante la elaboración del ensayo, como: estadística confiable acerca del tema, opiniones científicas válidas, descripciones objetivas provenientes de expertos, fundamentos teóricos en base a investigaciones, etc.

Selección de literatura

Trata de preguntarte constantemente acerca de qué es lo que se necesita probar, describir o desarrollar en cada uno de los puntos, esto te ayudará a encontrar las preguntas y respuestas más importantes en tu mente, de esta forma tu lectura tendrá un mayor enfoque.

Cómo hacer un ensayo

Puedes comenzar a leer y recolectar tus referencias, después durar unos 10-15 minutos investigando cada una de ellas; revisa los resúmenes, diagramas, tablas, conclusiones e introducciones de la información consultada y decide cuales de estas son las más útiles para realizar tu ensayo, dales prioridad a estos para tu lectura. Lee con el tema en mente y desecha material hasta que encuentre la información más relevante, la que debes de leer con más profundidad, es decir, no gastes tiempo en leer material irrelevante.

Cuando llegue el momento de que ya no encuentres nada de información útil, debes dejar de leer y dedicar el tiempo principalmente a la escritura.
Escribir un borrador también puede ayudarte a tener un mejor control de tus ideas y fundamentos dentro del ensayo.

Puedes tratar de escribir notas e ir estructurándolas hasta que se conviertan en oraciones completas, asegúrate de que tengas una sola idea para cada párrafo, las oraciones deben de tener el objetivo de relacionarse con esta idea, utiliza este fundamento para escribir ejemplos de oraciones que te pueden ayudar a sustentar tus ideas.

Sucederá que tengas que realizar distintas versiones de borradores de tu ensayo hasta que logres llegar a la versión final, intenta organizar tu tiempo para dejar dos días libres tu ensayo antes de reescribir un borrador, esta es una buena forma para encontrar inconsistencias fácilmente.

Construcción de un párrafo

En un ensayo, un párrafo describe la idea en detalle que se fundamenta la tesis del ensayo. Cada párrafo en el cuerpo del texto debe de incluir tres elementos: oración tópica, detalles fundamentales y oración concluyente. El objetivo y enfoque del párrafo es lo que determina su amplitud, pero la mayoría de los párrafos deben de contener al menos dos oraciones completas.

Cómo hacer un ensayo

  • Oración tópica: La principal idea de cada párrafo está incluida en la oración tópica y debe de mostrar cómo se relaciona la idea con la tesis general del ensayo. Generalmente la oración tópica se coloca al inicio de cada párrafo, pero la localización puede variar dependiendo de la organización individual y la expectativa del lector. En algunas ocasiones las oraciones tópicas funcionan como transiciones entre párrafos.
  • Detalles fundamentales: El fundamento se elabora desde la elaboración tópica y la tesis. Los detalles fundamentales deben de ser obtenidos desde una serie de fuentes determinadas por el objetivo del ensayo y el género. Aquí se debe de incluir también el análisis del ensayista.
  • Oración concluyente: Cada párrafo debe terminar con una conclusión que reúna todas las ideas y las complemente con todo el párrafo, en ocasiones nos puede servir como transición al siguiente párrafo.

La base de la construcción de los párrafos, y del ensayo en general, es la unidad y la coherencia. La coherencia significa que cada uno de los puntos debe de estar ligado a los puntos previos y a los que le siguen para ayudar a facilitar el flujo de información y el progreso lógico y entendible. Una manera sencilla de integrar los párrafos en mediante transiciones en cada oración tópica. La unidad es la continuidad entre las ideas individuales de la tesis durante el ensayo. Cada detalle y ejemplo debe de desarrollar lógicamente y referirse al enfoque original del tema.

Estructura del ensayo

Es necesario presentar un argumento claro y comprensible para el ensayo, si organizas las ideas de una manera estructurada y ordenada esto ayudará a presentar el argumento muy claro. Si el objetivo principal de un ensayo es tratar de convencer al lector acerca de tu posición en el tema, lo mejor que se puede hacer es facilitar lo más posible el seguimiento del argumento.

Parece ser simple seguir la estructura de tres partes en el ensayo (introducción, desarrollo y conclusión), sin embargo, es necesario tener muy en claro qué significa cada uno de estos elementos y qué se debe de escribir en cada una de estas secciones.

I. Introducción

En la introducción se encuentran alrededor del 10% de las palabras totales en el ensayo. Puede sonar redundante, sin embargo, aquí es donde se introduce el tema, este es el particular aspecto de esta fase y en lo que te debes de enfocar para argumentar correctamente el ensayo. Para el final de la introducción el lector debe de lograr predecir cuáles son los tipos de puntos que se van a tomar en el ensayo. El lector además debe poder ver claramente lo que se va a argumentar, las preguntas y el camino a seguir.

Los tres elementos esenciales de la introducción son la declaración general, la declaración de tesis y la idea general.

  • Declaración general: es usualmente la primera oración y se utiliza para facilitarle al lector el pensar acerca del tema. Tú haz estado investigando acerca del tema por mucho tiempo, pero para el lector podría ser su primera vez. Debido a esto es importante ayudarle al lector a orientarse en el tema en particular y cómo se relaciona con el mundo.
  • Declaración de tesis: está es la declaración del argumento, aquí hay que ser más específico que en la declaración general y se dirigirá el enfoque del ensayo. Fuera de todos los aspectos acerca del tema de los que puedes escribir, en esta parte es donde tomarás los aspectos que tú considerarás acerca del tema.
  • Idea general: aquí se le brinda el lector una reseña de los puntos que utilizaras para crear tu posición conforme al argumento. Puede ayudarte que los escribas en el mismo orden en el que aparecerán en el cuerpo de tu ensayo, de esta manera te evitarás la confusión de ver los puntos fuera de orden.

Puedes ver a estos elementos como un filtro o un cuello de botella, en el que escribes de lo general a lo específico y el último elemento (idea general) nos brinda una plataforma de lanzamiento hacia el cuerpo del ensayo.

II. Desarrollo

En el desarrollo se encuentran alrededor del 80% de las palabras totales en el ensayo. Aquí se presenta cada uno de los puntos del argumento cada uno en un parágrafo (o conjunto de parágrafos, en caso de que sea un punto muy largo). Cada parágrafo debe de iniciar con una oración señalando al lector el punto que se estará tratando durante ese parágrafo. Se le denomina a esto una oración tópica.

Es bueno tratar de relacionar los puntos con el argumento general en tu oración tópica. Si haz realizado una buena introducción, entonces el lector podrá ver la oración tópica de cada parágrafo y relacionarlo instantáneamente con los puntos señalados en la introducción. Es recomendable presentar los puntos en tu ensayo en el mismo orden que se presentaron en la sección de idea general en la introducción.

Después de la oración tópica, el parágrafo debe de tener una o dos oraciones más explicando el punto con más detalle, y al menos una pieza de evidencia fundamentando este punto. La evidencia puede ser una referencia desde fuentes escolares hasta datos de investigación.

La estructura básica de cada parágrafo se describe de la siguiente manera:

  1. Oración tópica: Introduce el principal punto del parágrafo, ligándolo con el tema principal del argumento en general.
  2. Explicación y elaboración: Fundamenta el punto claramente explicado, referenciando conceptos del área de estudio. Si es necesario definir términos importantes, aquí es el punto para hacerlo.
  3. Evidencia: Fundamenta el punto utilizando ejemplos relevantes desde investigación hasta literatura académica
  4. Oración concluyente (opcional): Terminas el punto utilizando una muy breve síntesis de la declaración.

III. Conclusión

Alrededor del 10% de las palabras totales en el ensayo.

Una vez que se han cubierto todos los puntos cada uno en su propio parágrafo, debes de concluir el ensayo haciendo un resumen o síntesis de todos los puntos que se han expuesto, reforzando el argumento general. No es necesario añadir información nueva en este punto, y en general no se debe de realizar más citas o referencias, es solamente un sumario del contenido del ensayo.

El contenido de la conclusión será similar a la de la introducción, pero tiene un propósito muy diferente. En lugar de introducirle al lector con el argumento, en esta sección tendrás la última oportunidad de realizar un discurso persuasivo, sintetizando todos los puntos y argumentos anteriores, replicar de manera resumida lo que se ha expuesto, y el por qué es válido lo que se ha expuesto. Sin embargo, esto no significa que la conclusión sea una introducción escrita de nuevo.

Cuando el lector llegue a la conclusión, debe de encontrarse muy claro que este es el final del argumento. Puedes recordarles todos los buenos puntos que se han expuesto durante el ensayo y cuál era el argumento general. No se encontrarán con ninguna nueva información que puedan hacerlos pensar que otro parágrafo puede comenzar.

Lista de referencias

Debido a que se tiene que referir las fuentes que utilizamos para fundamentar todos los puntos dentro de nuestro argumento, tenemos que proveer al lector de una lista de referencias completa que incluya todas las fuentes de donde extrajimos información utilizada para sustentar el ensayo.
La lista de referencias normalmente se organiza en orden alfabético y utilizando el formado requerido en tu centro académico. Por ejemplo, formato APA. Puedes consultar la guía “Cómo referenciar en normas APA” si te gustaría conseguir más información acerca de este tema.

Cómo realizar un acercamiento crítico y analítico al tema

  • Ser analítico se trata de separar o romper cosas (como situaciones, practicas, problemas, paradigmas, ideas, teorías, argumentos) a sus partes esenciales.
  • Ser crítico se trata de no aceptar las cosas a primera instancia, sino evaluar todo desde un juicio valido, objetivo, relevante, útil y efectivo.

Los estilos de vista argumentativo y evaluativo a los que nos referimos anteriormente reflejan estas posturas analíticas y críticas. Se demuestra que estamos utilizando un pensamiento crítico/analítico cuando hacemos muchas preguntas acerca de todo lo que leemos, observamos, escuchamos, experimentamos y hacemos, para buscar razones, explicaciones y motivos. El ser escépticos y cuestionar la validez y objetividad de todo el mundo empírico, y de nuestros pensamientos, es lo que nos ayuda a realizar un mejor ensayo, que esté orientado hacia buscar la verdad objetiva de la realidad abstracta que proviene del tema mismo.

Cómo expresar tus ideas de una manera clara

Expresarte y escribir de una manera clara es una de las habilidades más importantes a la hora de escribir un ensayo, o cualquier trabajo de escritura. Algunos ejemplos que te pueden ayudar a expresarte de la mejor manera son:

  • Clarifica en tu propia mente las cosas que quieres decir.
  • Expresa tus ideas de una manera clara (solo trata de recordar que el lector no puede hacerte preguntas acerca de cosas que le gustaría clarificar.
  • Se conciso, haz que cada palabra y oración cuente; trata de evadir las repeticiones, redundancias y palabras innecesarias.
  • Ser preciso y evadir generalizaciones o comentarios vagos.
  • Utilizar oraciones cortas y que vayan directo al grano.
  • Evade los clichés.
  • Utiliza las palabras correctas; ten cuidado con agregar palabras comúnmente mal utilizadas.
  • Evade utilizar palabras u oraciones ambiguas.
  • Revisar las puntuaciones: puntos y comas mal posicionados pueden confundir al lector.

La elaboración de un ensayo es una habilidad que se consigue con la práctica, la disciplina y el estudio; en la universidad e inclusive en algunas áreas laborales será el pan de cada día la escritura de textos argumentativos y convincentes, motivo suficiente para que comiences a practicar tus habilidades de escritura y aprender las bases fundamentales que se han expuesto anteriormente en este artículo. No temas dar el primer paso, recuerda que, ¡el conocimiento es el mejor alimento para el alma!

Guía y consejos para redactar un ensayo
4.6 sobre 10 votos
Encuentra cursos a medida de tu perfil académicoBUSCAR CURSOS