Oposiciones a la Seguridad Social: Trabajo, Estabilidad y Ascensos

Oposiciones

Oposiciones a la Seguridad Social: ¿Qué son?

¿Quieres trabajar cómo funcionario en la SS? ¿Te gustaría optar por fin a un trabajo fijo, bien pagado, con altas posibilidades de ascender? En el caso de que tu respuesta sea si, como sabemos que así será, debes de apostar las oposiciones seguridad social.

Al hablar de estas oposiciones, nos estamos refiriendo a toda una gran cantidad de especialidades: por ejemplo, pueden referirse a aquellas relacionadas con el sector médico (cómo pueden se enfermería, técnicos auxiliares, celadores, etc), tareas administrativas, arquitectura, informática… y mucho más.

En cualquier caso, tendremos que prepararnos un cierto examen, con unos contenidos que serán comunes, y otros específicos para cada disciplina.

Además, también existen una serie de requisitos que tendrán que ser evaluados previamente para saber si podemos o no apuntarnos al curso.

Oposiciones a la Seguridad Social

Oposiciones a la Seguridad Social

En este artículo te queremos dar la máxima cantidad de información posible sobre todo lo que tienes que saber de las oposiciones seguridad social.

Oposiciones Seguridad Social: Requisitos generales

Tendremos que haber cumplido la edad legal de contratación prevista para cada puesto de trabajo en cuestión; por lo general, esta edad será de 18 años, aunque hay algunas oposiciones que se pueden cursar a partir de los 16 años (en el caso de que se superen, se necesitará del permiso paterno para que el opositor pueda trabajar). Además, no se puede haber cumplido la edad mínima de jubilación forzosa (aunque pueden existir algunas variaciones dependiendo del tipo de convocatoria al que nos vayamos a presentar).

-Se nos requerirá un informe de salud; no es un mero trámite más, si no que será el indicador que afirmará si tenemos algún problema, físico o mental, que nos impida cumplir con las laborales del puesto.

-Si hemos sido sancionados o inhabilitados para poder ejercer cualquier cargo público, tampoco podremos hacer las oposiciones a la seguridad social.

Es muy importante que apuntes el plazo de la convocatoria, ya que si se te pasa no tendremos más remedio que esperar al próximo año, o a la próxima convocatoria.

Requisitos específicos de las oposiciones a la Seguridad Social

-Titulación: Dependiendo de la oposición que se quiera cursar, habrá que tener un determinado título. Para aquellos que no requieran de una formación específica, podemos optar simplemente con el título de la ESO, el graduado escolar, o con una titulación escolar equivalente. Ahora bien, si, por ejemplo, queremos hacer oposiciones seguridad social para trabajar en el ámbito médico, es posible que se nos pida el título de enfermería, de auxiliares o similares.

Requisitos específicos de las oposiciones a la Seguridad Social

Requisitos específicos de las oposiciones a la Seguridad Social

Además, cada oposición puede tener algunas restricciones específicas: por ejemplo, puede que si hemos tenido un trabajo relacionado, y se nos ha valorado negativamente, no podamos acceder a la oposición.

¿En qué consisten las pruebas de las oposiciones seguridad social?

Las pruebas de las oposiciones seguridad social requieren de una cierta preparación: no es algo que se pueda estudiar de la noche a la mañana, ya que algunas de las pruebas pueden entrañar el estudio de más de 50 temas.

¿En qué consisten las pruebas de las oposiciones seguridad social?

¿En qué consisten las pruebas de las oposiciones seguridad social?

Si quieres prepararlas, es importante que estudies exactamente los temas en cuestión; cada oposición tendrá asignados su propio sistema de funcionamiento, aunque suelen más bien comunes.

Lo más normal es que las oposiciones se dividan en 2 o 3 pruebas.

-La primera de ellas suele ser teórica, en dónde hay que contestar a una serie de cuestiones en tipo de test, en un tiempo estipulado. En esta misma prueba también se puede incluir el desarrollo de un determinado tema.

-La segunda prueba suele ser práctica y oral; al igual que la anterior, versa sobre un temario específico. Esta tiene por objetivo determinar como se desenvuelve el usuario en una situación real, por lo que puede que le toque exponer ante un Tribunal un determinado protocolo, o una específica forma de actuar.

Dependiendo de la oposición en cuestión, es posible que exista una tercera prueba, mucho más específica.

Salidas de las oposiciones de la seguridad social: ¿Qué oposiciones tienen más salidas?

Teniendo en cuenta el tiempo que nos hace falta para estudiar una oposición, es importante elegir una que nos guste, que realmente seamos capaces de hacer y que, además, tenga salida (por lo general esto equivale a que sigan saliendo plazas y a que, además estás sean lo suficientemente numerosas para interesarnos).

¿En qué consisten las pruebas de las oposiciones seguridad social?

¿En qué consisten las pruebas de las oposiciones seguridad social?

Con estos consejos, será más sencillo encontrar la oposición que más nos conviene:

  1. Análisis del perfil: No pienses que una oposición es tan solo un simple examen, si no que más bien es la puerta de tu futuro. Es por ello, por lo que lo primero que deberías hacer es analizar tu perfil profesional. Debes de buscar una oposición acorde con tu tipo de preparación académica. No caigas en el error de elegir un categoría inferior a la tuya, pensando que te va a ser más fácil. Probablemente lo sea, pero cuanta menos titulación haga falta, a mayor competencia nos vamos a tener que enfrentar.
  2. Motivación: Elige oposiciones seguridad social que realmente te gusten, que te motiven. Si quieres presentarte a unas oposiciones no deberías llevarlo a cabo porque te las haya recomendado, o porque toca hacerlas, si no porque realmente te gustaría optar a la plaza, y que quieres desarrollar un empleo relacionado a largo plazo.
  3. Profundiza en los datos de la oposición: Un dato clave a valorar es lo que se conoce como el “ratio de plazas por aspirante”. Por mucho que te pueda gustar una oposición, si el número de plazas es muy bajo, probablemente no merecerá la pena el esfuerzo. También hay que evaluar el destino (si está cerca de nuestra casa, si tenemos que cambiar de domicilio o bien hacer muchos kilómetros al día), así como el sueldo que vamos a cobrar, para ver si se ajusta a lo que buscamos.
  4. Y, por último, ten cuidado con las convocatorias masivas, ya que el hecho de que haya un número mayor de plazas también indica que se van a presentar muchas personas, por lo que la complejidad de conseguir una para nosotros es la misma.

Si quieres optar a oposiciones seguridad social, analiza todas estas consideraciones antes de dar el primer paso.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By Sofía Cuevas Amor
Load More In Oposiciones

¡Busca Formación Gratis en un click!