Marco teórico

La elaboración del marco teórico es una de las partes más importantes dentro del proceso de investigación, este nos permite construir las bases teóricas del trabajo, estructurar todas las ideas y pensamientos dentro del trabajo, para que los lectores formen una comprensión completa del tema y establecer la validez y confiabilidad de toda la información proporcionada en la investigación.

Para realizar un marco teórico es necesario contar con una serie de conocimientos y habilidades con las que nos apoyaremos para realizar todas las fases de la investigación. Es imprescindible tener un conocimiento extenso del lenguaje técnico del investigador, así como la capacidad de abstraer la información de contenidos con diferentes niveles de complejidad, desde lo simple, hasta lo más elaborado y abstracto, y la habilidad para construir argumentos coherentes, comprensibles, objetivos y válidos conforme el punto de vista científico.

¿Cómo elaborar un marco teórico?

Al escribir el marco teórico existen ciertos aspectos que hay que tomar en cuenta, como lo describimos anteriormente el lenguaje es uno de estos aspectos con los que tenemos que contar en nuestra caja de conocimientos. Todos los investigadores deben de estar inmersos en el lenguaje técnico de la materia o disciplina en la que se está exponiendo, y no solo eso, también habilidad para utilizar el lenguaje coloquial, el cual se utiliza para describir de manera comprensible todos los aspectos abstractos de la investigación para que la comprensión de estos se encuentre al alcance de todos. Sin embargo, es importante la combinación de ambos tipos de lenguaje, tanto el lenguaje cotidiano como el lenguaje técnico del ámbito disciplinar.

Marco teórico

El lenguaje cotidiano se utiliza en las investigaciones para dotar de significado las situaciones en las que participamos en el transcurso de la vida. Con este lenguaje por lo general no se tiene mucho problema a la hora de redactar en los escritos, ya que es un lenguaje que estamos acostumbrados utilizar y conocemos muy bien todos los términos.

Es importante utilizar este tipo de lenguaje en el texto debido a que nos ayuda a comprender de una manera más amplia y simple los temas que se buscan abordar, un problema que puede surgir al no utilizar apropiadamente el lenguaje en el marco teórico es la saturación de lenguaje teórico y técnico dentro del texto, el cual dificultará a muchos lectores en la comprensión del texto. Por lo tanto, es necesario contar con una combinación adecuada de ambos tipos de lenguaje, utilizar las definiciones teóricas y palabras técnicas, pero no saturarlas, y apoyarse con el lenguaje cotidiano para traducir la teoría y desarrollar una comprensión completa de los temas.

El lenguaje teórico o técnico nos ayuda a darle nombre a los aspectos abstractos de la realidad que a simple vista no pueden ser percibidos, para sintetizar definiciones y comprender de manera simple puntos de vista e1xpuestos con anterioridad. Una de las herramientas que se utilizan en la investigación, dentro del aspecto del lenguaje, es el de los conceptos: los conceptos nos permiten explicar fenómenos dentro de las disciplinas de conocimiento. Un ejemplo de esto es el concepto de melodía, dentro de la disciplina de la música. El concepto de melodía nos dice que esta es la sucesión de sonidos de diferentes alturas o tonos, y que posee un sentido p expresa una idea musical al ejecutarse de manera rítmica.

El conocimiento de estos conceptos nos ayuda a desplazarnos coherentemente entre la teoría de la investigación, siendo que estos conceptos pueden llegar a formar parte de otros conceptos, y la única manera de agrupar todos estos fenómenos para describirlos es mediante el uso de conceptos, Por ejemplo, la melodía se relaciona estrechamente con otros conceptos como el ritmo y el tono, y estos conceptos a su vez forman parte de el concepto de música como una disciplina.

Cómo elegir y abstraer contenidos para el marco teórico

Otra de las habilidades que tenemos que desarrollar como investigadores es la capacidad para abstraer contenidos que han sido obtenidos desde otras fuentes científicas o académicas, relacionadas con nuestra disciplina y el área de investigación a la que se plantea incursionar. Una de las primeras tareas al comenzar a realizar una investigación es la revisión de literatura y antecedentes acerca de los temas planteados.

Marco teórico

Nos podemos ayudar en libros, artículos, revistas científicas, etc., hoy en día contamos con toda esta información al alcance de la mano, en sitios web y buscadores dedicados al ámbito académico y científico, como Google Académico. Estos sitios web nos brindan gran cantidad de información con la que podemos alimentarnos para la elaboración del marco teórico, revisar antecedentes y empaparnos totalmente en el conocimiento del área que se planea investigar.

Una vez que se ha elegido la información que se utilizara en la investigación, nos daremos el trabajo de abstraer el contenido de estas. Utilizando nuestro criterio, científicamente objetivo, y después de comprender los conceptos y aspectos teóricos de la información investigada, nos enfocaremos en generar una idea clara y comprensible de la teoría que buscamos integrar en nuestro trabajo.

Entender el lenguaje técnico y los conceptos con los que estamos interactuando. Este proceso es complejo y es dependiente de la habilidad y experiencia del investigador para lograr entender y ordenar la información teórica y técnica, con la que se construirán posteriormente los argumentos.

Construir y redactar argumentos

Si somos capaces de abstraer los conocimientos teóricos y ordenar los conceptos e información de nuestra investigación no nos encontraremos con mucho problema a la hora de comenzar el trabajo de redacción, el cual nos acerca al objetivo de construir los argumentos con los que fundamentaremos las bases de la investigación y proporcionaremos valides a nuestros conceptos.

Una de las maneras con las que podemos formar un argumento es mediante la transformación de los datos empíricos en observables, esto se logra con la interpretación teórica de los datos obtenidos en nuestra investigación, y una vez interpretados estos datos procedemos a formar una afirmación basada en nuestra interpretación de los datos.

Marco teórico

Por ejemplo, en una investigación del ramo de la psicología organizacional nos encontramos con la siguiente redacción:

  • Dato: La recopilación de información mediante la entrevista abierta y la aplicación de cuestionarios dirigidos a la problemática de los trabajadores, se ha revelado que el 34% de los encuestados se encuentran insatisfechos con su empleo. Las respuestas de los cuestionarios nos indican que esto se puede deber al constante cambio de áreas y puestos de trabajo a los que son sujetos los empleados, el 90% de los empleados insatisfechos han expuesto que han sido cambiados de área al menos 2 veces en el transcurso de una sola semana.
  • Interpretación: La insatisfacción laboral referida por los empleados de una empresa puede estar ligada al constante cambio de puestos y áreas de trabajo, debido a que los empleados que refieren insatisfacción afirman que han sido expuestos a esta situación.
  • Afirmación: La rotación de puestos en el personal de trabajo está ligada con la insatisfacción laboral.

Nótese cómo al generar una afirmación se esta empleando un concepto teórico, la rotación de puestos, este concepto teórico debe ser argumentado con evidencias empíricas encontradas en la investigación, haber sido interpretado y transformado en evidencia observable, gracias al proceso de interpretación y de afirmación.

La redacción de un marco teórico consta principalmente de dos partes: la exposición detallada de la teoría o de los conceptos teóricos que abarcan la investigación y la interpretación de la unidad de observación o problemática desde los términos teóricos.

Para exponer nuestra teoría es imprescindible presentar a los autores que están relacionados con la misma y que nos brindan los aspectos más importantes para comprender los fenómenos o el contexto que estamos tratando de describir, además de apoyarnos con ellos para dar fundamento y sentar las bases documentales de nuestro trabajo. Relacionado a esto se encuentra el siguiente proceso de la redacción del marco teórico, la operacionalización de los conceptos.

Se le conoce como operacionalización al proceso de “aterrizar” el marco teórico al lenguaje cotidiano mediante la definición de las variables de investigación (dependiente e independientes). Se utiliza este proceso para agregarle la naturaleza observable a la teoría con la que estamos lidiando y darles un sentido concreto dentro de la investigación.

Los aspectos que debemos integrar en el marco teórico, para integrarlo conforme a la APA son: Antecedentes (mínimo 3 internacionales y 3 nacionales); definir las variables de estudio según diferentes investigaciones y siempre utilizando paráfrasis, desarrollar las dimensiones de la investigación y de preferencia sustentarlo en base a una o más teorías; y conceptualizar con un glosario al menos 10 términos en base al formato APA.

La elaboración del marco teórico es una de las fases más extensas del proceso de investigación, y es muy importante brindarle la mayor atención posible ya que ésta nos permitirá guiarnos durante todo el proceso de investigación que le precede, como la construcción de la metodología, el contexto para la aplicación de la investigación, su alcance, la manera de analizar los resultados, y entre muchos otros pasos de la investigación. Realizar una investigación sin un marco teórico es como embarcarte en una expedición sin una brújula y un mapa, así que no dudes en entregar todas las energías a la elaboración del marco teórico.

Marco teórico
4.5 sobre 4 votos
Formación a Medida ¿Qué Necesitas Estudiar?INICIAR ASISTENTE