Estudiar transporte y logística

El transporte y la logística es en realidad la misma disciplina, la cual merece la pena estudiar. En este artículo vamos a ver cómo hacerlo, qué aprenderás y qué salidas profesionales puedes tener. Descubrirás que resulta más interesante de lo que habías pensado en un principio…

Seguramente hayas oído hablar de la logística pero no entiendas exactamente qué es este concepto. No te preocupes que a modo de introducción explicamos detalladamente en qué se basa. Así como su importancia.

A modo de introducción, para que entiendas que este campo de estudio necesita profesionales muy cualificados. Tú podrías ser uno de ellos si te lo propones.

El transporte sí que te sonará más, pero tal vez tampoco llegues a comprender bien su relación con la logística y por qué ves a una empresa de transporte hacer mención a los servicios logísticos. Esto se debe a que transporte y logística son materias muy ligadas entre sí, pero no llegan a ser lo mismo. Más bien el transporte está integrado en un campo de estudio más amplio, como es la logística. Tampoco te preocupes porque esto también lo explicaremos con detalle.

Tal vez lo que más te pueda interesar es qué vas a aprender si decides estudiar transporte y logística y a qué te puedes dedicar en un futuro. Este punto es el grueso de este artículo debido a que la logística en sí misma es un concepto multidisciplinar, en el cual aprenderás una gran cantidad de habilidades y conceptos teóricos que te serán de mucha utilidad tanto si decides trabajar en una empresa del sector logístico como en una empresa industrial.

No existe una única forma de aprender logística. Puedes realizar tus estudios y profundizar sobre algún punto de varios modos.

La logística se divide en varias áreas. Cada área que compone la logística puede ser objeto de estudio en profundidad para convertirnos en un verdadero especialista en ella. Pero no debemos caer en el error de separar un área de otra o estaríamos entrando en lo que se denomina “subotimización” de la cadena logística. También vas a aprender en estos párrafos a qué se debe este concepto.

Las áreas de estudio principalmente son:

  • Aprovisionamiento
  • Almacenaje
  • Gestión de stocks
  • Producción
  • Transporte
  • Distribución

Esto es lo que aprenderás básicamente, pero como hemos comentado, el gestionar todo esto exige tener una visión global y un conocimiento administrativo profundo. Así como unas dotes de dirección integrada.

Sin más, vamos a comenzar a tratarlo todo con detalle. Comenzamos por definir qué es la logística y por qué el transporte forma parte de la misma.

Estudiar transporte y logística

¿Qué es la logística?

El término logística se define como:

“El proceso de planificar, llevar a la práctica y controlar el movimiento y almacenamiento de forma eficaz y costes efectivos de materias primas, productos en fabricación y productos terminados. Así como la información con ellos relacionada, desde el punto de origen hasta el lugar de consumo. Con el fin de actuar conforme a las necesidades del cliente.”

Vamos a ir desglosando y analizando bien esta definición para que el lector pueda comprenderla de un modo correcto, comenzando por su historia.

El concepto de logística tiene un origen militar. Sencillamente los generales se dieron cuenta de la importancia que tiene el que los productos y los servicios necesarios se encuentren el lugar adecuado y en el momento adecuado. Con la máxima eficacia y al menor coste de recursos posible.

Así se han ganado muchas guerras, la victoria militar ha dependido en gran medida de una gestión logística eficaz. Muchos generales (desde los tiempos de Alejandro Magno) tenían muy claro que si cortaban los suministros (tanto de munición, como de alimentos, servicios sanitarios, información, etc.) del enemigo, podían ganar la guerra sin llegar tan siquiera a emprender batalla.

Trasladando esto al mundo empresarial, cosa que sucedió a finales de los 70 y la década de los 80 cuando se popularizó este término y las empresas comenzaron a utilizar como estrategia competitiva lo que los militares ya utilizaban desde siglos atrás, se puede establecer un símil de una campaña militar con la estrategia competitiva.

Una empresa asume una necesidad de tener que dar un servicio lo más completo posible en términos de tener sus productos disponibles, realizar sus entregas rápidas, comprar y almacenar sus materias primas de forma eficiente y gestionar toda la información que se produce. Esto es la logística.

Dependiendo del tipo de empresa que se trate, el sistema logístico variará. No es lo mismo el plan logístico de una gran cadena de supermercados que el de una empresa industrial del acero; o una empresa de servicios. Sus necesidades son distintas y su forma de gestionar lo que necesitan, lo que deben producir y la estrategia de acercarlo al cliente de la mejor forma posible es distinta.

Un ejemplo claro lo podemos tener en una empresa de sobra conocida, como es Zara. ¿Sabíais que gran parte del éxito de esta cadena de moda y textil se debe a su logística?

Así es, Zara consigue renovar el inventario de tienda con mucha agilidad y esto le produce grandes beneficios. Su plan logístico es un modelo a seguir. Esta empresa pone de manifiesto que la logística es una parte importante de la gestión empresarial. Como estrategia para competir y como forma de ser más eficiente en cuanto a costes y calidad de servicio.

El sector farmacéutico también utiliza un sistema logístico con tecnología punta. ¿Alguno de vosotros, queridos lectores, habéis reparado en que cuando no tienen en stock un medicamento en la farmacia nos dicen que en cuestión de horas estará disponible? ¿A qué se debe esto?

Este sector, por su propia naturaleza de ofrecer un producto de primera necesidad a la sociedad, debe disponer de centros de distribución altamente mecanizados y un sistema de reparto muy ágil. Este sector también es un ejemplo de una logística eficaz.

Pero volvamos al mundo militar, donde tuvo origen la logística. Lo primero que debemos de decir es que en el tratado militar más antiguo del mundo y que todavía se utiliza en el estudio de estrategia empresarial como es “El arte de la guerra” de Sun Tzu ya se trata a la logística y su importancia.

Napoleón fue un maestro desarrollando este arte. Consiguió que sus soldados estuviesen perfectamente abastecidos durante sus campañas. Provocando el efecto contrario en el enemigo.

Pero fue durante la Segunda Guerra Mundial dónde la logística se desarrolló de una manera especial. El ejército estadounidense tenía muy claro que para lograr vencer debía:

  • Diseñar, desarrollar, suministrar, almacenar y distribuir todos los materiales bélicos con el objetivo de que siempre tengan disponibilidad de los mismos.
  • Realizar movimientos rápidos y eficaces de evacuación y hospitalización de los soldados heridos.
  • Desarrollar bien la construcción, adquisición y mantenimiento de los elementos e infraestructuras necesarias.
  • Adquirir y elaborar todos los servicios necesarios.
  • Gestionar bien toda la información, con el fin de conocer con exactitud y precisión todas las situaciones que se pudiesen dar.

Ahora pongamos un ejemplo mucho más sencillo de lo que es la logística. Imaginemos una persona que se encarga de mantener un hogar y una familia. Esta persona debe realizar compras. Lógicamente debe comprar comida periódicamente para satisfacer las necesidades familiares. ¿Qué tareas lleva a cabo?:

  1. Conoce las necesidades de compra de su familia. Debe saber qué productos comprar y qué cantidades. Se programa para ir una vez a la semana a hacer la compra y elabora una lista.
  2. Mira ofertas con el fin de acudir al supermercado dónde estén los productos más baratos.
  3. Acude al supermercado, mercado local o cualquier punto de venta, para ello toma su coche porque sabe que traerá peso. También llevará bolsas de compra y hasta un carrito de compra. Puede que en el supermercado hayan carritos y los pueda utilizar, pero puede que deba a ir a uno en que necesite unas necesidades especiales de transporte.
  4. Realiza las compras. Las carga en su vehículo y las lleva a su hogar.
  5. Una vez en su casa, se encarga de organizar su despensa. Sabe que tiene que poner los productos más antiguos los primeros para que se consuman antes y no caduquen (trabaja con productos perecederos). Los productos que necesiten temperatura para su conservación los pondrá en la nevera.
  6. Va adquiriendo los productos de su despensa conforme las necesidades de consumo de su familia. Procurando siempre que la despensa y nevera estén limpias y en orden.
  7. A lo largo de todo este proceso adquiere información sobre las necesidades de consumo familiar. Ahora sabe que el viernes por la noche tiene una reunión de amigos del colegio de su hijo y deberá comprar unas pizzas. Lo apunta en la lista para la próxima compra.

Y así, el proceso se repite, pero esta persona cada vez adquiere más información y experiencia. Llega un punto en que lo hace de una forma eficiente.

Si por ejemplo esta persona faltase una semana y otro miembro de la familia la sustituyese en esta tarea durante su ausencia. La compra no sería tan perfecta, daría más vueltas con el coche para ir a otros sitios, no conseguiría los productos tan baratos, no organizaría bien la despensa y puede incluso que ni cargue el vehículo de un modo correcto y algún producto de la compra se estropee.

Trasladando esto al ámbito empresarial podemos afirmar que esta persona se encarga de:

  • Conocer las necesidades de compra.
  • Gestionar las compras y el aprovisionamiento en general.
  • Gestionar el transporte.
  • Gestionar los almacenes.
  • Gestionar los stocks.
  • Dar salida a los productos. Es decir, gestionar la distribución.
  • Manejar toda la información del proceso. Desde el cliente final hasta el punto de origen.

Estas son las tareas que comprenden la logística. Como se puede apreciar se trata de un amplio abanico de operaciones que deben ser coordinadas y gestionadas, con la máxima eficacia y siendo eficiente en costes. Todo ello sin perder de vista al cliente y sus necesidades, así como la estrategia competitiva. Creo que con esto hemos definido bien qué es la logística.

Antes de terminar, me gustaría decir que la logística cobra también una especial importancia en las operaciones de emergencia y de ayuda humanitaria. Tener un buen plan logístico en estos casos supone salvar muchas vidas. Así como hemos definido su origen en el ámbito bélico, debemos decir que también es fundamental para el ámbito humanitario.

¿Cómo se engloba el transporte en la logística?

El transporte es una parte de la logística. Hemos visto que el término logística comprende múltiples operaciones que deben ser coordinadas. El transporte es una de ellas.

Aunque erróneamente se cree que el transporte es la parte fundamental de la logística, lo cierto es que no es así. El transporte es sólo la parte más visible. Por eso, a veces, los términos logística y transporte se confunden.

Al estudiar transporte, se estudia una parte de la logística. ¿Puede considerarse una parte independiente? En absoluto, nada es independiente. Al estudiar transporte también se observa cómo está integrado en el término y se estudian también otras áreas de la logística (aunque sin profundizar tanto).

El problema es que el transporte es una materia tan compleja y tan amplia (como veremos después) que supone una “subespecialización” dentro de la logística. Quizá sea la subespecialización más extendida de todas las áreas.

A esto hay que sumarle, que para ser empresario de transporte es necesario obtener una titulación que capacite profesionalmente a la persona interesada. Existen títulos específicos de transporte, en los que se estudia también otras áreas, pero que están enfocados en este campo.

Por otra parte, la gran mayoría de empresas que prestan servicios logísticos inicialmente prestaban tan sólo servicios de transporte. Con la popularización de la logística durante la década de los 80 ampliaron sus servicios. Hasta ofrecer un servicio logístico integral (los llamados operadores logísticos).

Quiero decir con esto que las empresas de logística en España sí que han surgido, principalmente, de una evolución del sector del transporte.

Por estos motivos, el transporte se ha considerado la rama más importante de la logística. Pero en realidad tan sólo es una rama más. Todas las áreas de la logística son igual de importantes.

Lo principal ahora es que quede claro que cuando se estudia transporte se estudia también logística, porque está integrado en el concepto. Aunque no se ven con profundidad los demás elementos de la logística, son actividades complementarias al transporte.

¿Por qué estudiar transporte y logística?

Estudiar logística y transporte nos puede dar una visión del mundo empresarial y del comercio internacional más completa de lo que podamos llegar a pensar. Cómo se verá más adelante, se trata de una disciplina muy extensa, en el cual el alumno puede especializarse en la materia deseada o profundizar en múltiples campos relacionados con el mundo de la empresa.

Las competencias y habilidades que se adquieren son muy útiles (comenzando por los idiomas). Todo ello sin contar con la mentalidad que se adquiere para gestionar, tener una visión de conjunto, amplia cultura sobre distintos aspectos empresariales, etc.

Desde realizar trabajos administrativos, gestionar empresas de transporte, diseñar programas logísticos completos, organización de todo o una parte del proceso empresarial y comercializar servicios logísticos.

La persona que de verdad estudia y profundiza en esta disciplina puede considerarse como un director de orquesta. Un director de orquesta es una persona que puede saber tocar uno o dos instrumentos con maestría, pero está capacitado para gestionar cualquier parte del conjunto que hace posible la música. Las dotes directivas son una de las mejores cualidades de un profesional de la logística.

¿Qué titulaciones existen de transporte y logística?

Módulos Formativos

La titulación más común, y además oficial (formación reglada), es el Módulo de Técnico Superior en Gestión del Transporte. Se trata de un título reglado por el Ministerio de Educación, con una duración teórica de 2.000 horas (dos años de estudio).

Para acceder a este ciclo formativo el alumno debe estar en posesión del título de Bachiller o un título de Técnico en Grado Medio (o los equivalentes). También pueden acceder aquellos que tengan cursados unos estudios superiores, como por ejemplo la Titulación Universitaria u otro título de Grado Superior.

Al terminar este ciclo formativo es posible que el alumno pueda acceder a cursos de especialización profesional, títulos de Postgrado como veremos un poco más adelante. Estos títulos pueden hacerle profundizar sobre algún campo dentro de la logística o complementar su formación enfocada al transporte.

También existe el Módulo de Técnico Superior en Comercio Internacional también tiene una buena parte de estudio de transporte y logística. Esto se debe a que en las operaciones de comercio exterior, tanto el transporte como la logística vista como un todo, cobran una especial relevancia. Su gestión suele ser más compleja (contratar navieras, gestionar recogidas hasta el puerto, documentación mercantil, seguros, estibas, escoger el medio adecuado para la entrega, proteger la mercancía, etc.).

Los llamados “Transitarios” son los encargados de organizar toda la operación logística internacional, tal y como veremos en el apartado de las salidas profesionales que tiene la logística.

Además de los Módulos de Formación Profesional, existen también Certificados de Profesionalidad que el Ministerio de Trabajo ofrece tras la realización del correspondiente curso y superación de las pruebas.

Estos certificados también son oficiales aunque menos completos que los Módulos Formativos (son una parte de los mismos).

Título de Competencia Profesional para el Transporte por Carretera

Por otra parte, es posible estudiar transporte (y logística de forma secundaria) obteniendo la competencia profesional para el ejercicio de transporte público por carretera. Lo que comúnmente se conoce como el título de transportista y expide cada Comunidad Autónoma.

Este título habilita a la persona que lo obtiene a ejercer la profesión de transportista (operador logístico, agencia de transporte, almacenista-distribuidor, transitario, etc.) por cuenta propia (autónomos y empresas del sector de transporte y la logística).

Las bases para la obtención de este título se encuentran recogidas en la Orden de 28 de mayo de 1999, del Ministerio de Fomento.

Este título se obtiene superando un examen, cuya convocatoria se publica en los boletines oficiales de cada Comunidad. Aunque el título se puede convalidar en cualquier país de la Unión Europea sin necesidad de realizar de nuevo el examen.

El examen consta de 100 preguntas tipo test y 6 supuestos prácticos. Existen academias para su preparación y no se exigen estudios mínimos de formación obligatoria.

Títulos Universitarios y estudios de Postgrado

Otra forma estudiar logística propiamente dicha (incluyendo el transporte) es a través de un curso de Postgrado en alguna escuela de negocios o algún Máster en alguna facultad.

Suele ser un complemento de especialización para aquellas personas que hayan decidido estudiar una carrera universitaria enfocada al campo de la economía o la dirección empresarial. También para las que hayan cursado un Módulo Superior relacionado.

Es posible cursar algunos estudios de Postgrado demostrando experiencia previa en el sector, sin llegar a terminar los estudios universitarios. Sin embargo, cuando se trata de un Máster Universitario el requisito previo de haber obtenido un Grado Universitario resulta evidente.

Una de las carreras más relacionadas a la disciplina logística es la Ingeniería de Procesos y Operaciones Industriales. Esta carrera universitaria es una de las que más ocupaciones profesionales relacionadas con la logística están ofreciendo.

Sin duda combinada con un Máster o curso de Postgrado de los vistos anteriormente sería una buena fórmula para convertirnos en un auténtico profesional de la logística.

Cursillos

Por lo demás, para aquellos interesados en conocer el funcionamiento, existen una gran cantidad de cursos con menos oficialidad, pero que también pueden resultar interesantes para aprender las competencias necesarias, como los cursos gratuitos.

[notification type=”notification_mark” ]Udemy tiene un catálogo muy amplio de cursos baratos relacionados con la logística y el transporte.[/notification]

En los programas de formación del SEPE (antiguo INEM) existen cursillos para estudiar transporte y logística.

¿Qué se aprende al estudiar transporte y logística?

Tal y como se ha dicho anteriormente, un técnico en logística es un director de orquesta, debido a la gran gama de actividades que integran la logística, se estudian muchos elementos del ámbito empresarial. Comencemos a ver lo que aprenderás si decides estudiar transporte y logística.

Logística de aprovisionamientos

El aprovisionamiento va más allá de las compras. Es un concepto más amplio. En principio, un director de aprovisionamiento debe saber qué debe comprar y en qué cantidad.

Una de las cosas que se preguntan los alumnos que deciden estudiar logística es ¿dónde empieza la logística? Bien, podemos afirmar que la logística parte del plan de marketing.

Sí, como lo habéis oído, para comenzar por la base de todo, como son las compras a proveedores, se debe tomar como fuente de información el plan de ventas y la estrategia de marketing. Las necesidades de compra vienen determinadas por las necesidades de producción y estas a su vez por las necesidades de venta (en primera instancia); y esta información nos la debe proporcionar el departamento correspondiente.

Ya tenemos un ejemplo de lo dicho anteriormente sobre cómo se aprende al estudiar logística a coordinar y trabajar en equipo, esto es fundamental porque se trata de un trabajo interdepartamental.

Si por ejemplo una empresa de automóviles sabe que según sus previsiones de demanda se venderán unos 100 coches al año. El director de aprovisionamiento toma estos datos para comprar el stock necesario de los componentes que le permitan fabricar 100 coches más un stock de seguridad.

Por consiguiente el primer elemento es el llamado “forecast” (previsión de demanda) es lo primero que aprende una persona que estudia logística (la parte de gestión de aprovisionamientos). Métodos de previsión de demanda, tanto objetivos como subjetivos. Pueden ser simples (como una media móvil) o pueden rozar los cálculos de un ingeniero industrial, dependiendo de la complejidad de la empresa y de las materias primas necesarias.

En segundo orden, el aprovisionamiento también implica una negociación con los proveedores, por consiguiente se deberán estudiar las técnicas correspondientes.

La compra conlleva una contratación, deberemos saber los elementos documentales y administrativos (tales como presupuestos, facturas, contratos, etc.).

También se debe establecer un sistema para transportar las materias primas a nuestro almacén, o en caso contrario solicitar que sea el proveedor el que se encargue de contratar el transporte. Se trata de realizar este proceso del modo más eficientemente posible. Aquí entraría en juego la gestión del transporte, pero esta vez ligada a las necesidades de aprovisionamiento.

Podemos negociar que el proveedor mantenga los productos en su almacén y que nos los suministre conforme le vayamos haciendo un pedido. Otra cosa es que esté dispuesto a aceptar estas condiciones.

Búsqueda y selección de nuevos proveedores. Esto también se aprende en logística. Concretamente en esta área. Así como diseñar un sistema de control e inspección del material que entre en el almacén para verificar que cumple todos los requisitos técnicos y de calidad que se han pactado.

El producto quedará en stock, en un almacén de materias primas (o una sección del almacén general dedicada a las materias primas).

En síntesis, en esta área se aprende:

  • Realizar las previsiones de demanda y elaborar un plan de compras.
  • Determinar las normas y procedimientos administrativos de la compra.
  • Supervisar y controlar los costes, calidad y servicio, así como contratación y subcontratación de terceros.
  • Testear y analizar el mercado para estar al corriente de proveedores y ofertas.
  • Negociar y cerrar acuerdos de compra
  • Gestionar las operaciones de compra
  • Establecer las necesidades de proveedores y buscar alternativas.
  • Optimización de los pedidos de compra y realización de un seguimiento de los mismos.
  • Establecer contratos de compra con los proveedores.

Hay una máxima en la gestión de compras (que está dentro del aprovisionamiento), y es que todo lo que se ahorre desde este departamento va directo a la cuenta de resultados.

Logística de almacenaje

El almacén es un punto controvertido en la empresa. Por una parte es necesario, pero por otra supone un coste y no aporta valor añadido al producto. Simplemente el producto está inmovilizado, en stock. ¿Por qué es necesario entonces el almacén?

El almacén es simplemente un elemento regulador de la oferta y la demanda. Se deben tener productos en oferta disponibles para satisfacer la demanda. El cliente no comprará si no tenemos nada para ofrecerle. Puede esperar una vez por falta de stock, pero si no se pacta con él una entrega sobre pedido, al final acabará abandonándonos como proveedor por no tener los productos disponibles.

Por este motivo, ya que es necesario, no aporta valor al producto y supone un coste para la empresa. Lo que se trata es de optimizar este elemento. De esto se encarga la logística.

¡¡¡Error!!!. La afirmación anterior es una trampa. No se puede optimizar el almacén, ni ningún elemento de la logística de forma aislada. Caeríamos en el error de lo que denomina “suboptimización”. ¿Qué quiere decir esto?

Simplemente que si optimizamos el almacén a su misma vez penalizamos irremediablemente otro elemento de la cadena logística, principalmente el transporte es el más afectado si queremos ahorrar en almacenaje. Así pues, se debe buscar un equilibrio de optimización entre todos los elementos que integran la logística.

Esto es lo primero que se aprende en la gestión de almacenes. A no pensar sólo en un elemento. Se trata de una cadena, la cadena logística y todas las partes deben estar perfectamente integradas. La buena organización del almacén y su buena coordinación dentro de la “Supply Chain” es de lo que se encarga la logística.

Si por ejemplo decidimos arrendar un almacén más pequeño para abaratar costes, ¿qué pasaría? Que los costes de transporte se dispararían, a que cada breve período de tiempo deberemos reponer el almacén, contratando un servicio de transporte.

Por una parte abarataríamos costes de almacenaje, pero puede que en contra de esto nuestros costes de transporte se disparasen. Esto es un ejemplo de suboptimización.

Por consiguiente el trabajo consiste en una correcta organización interna del almacén y su coordinación dentro de la cadena. El trabajo del almacén es cada día más tecnológico (sobre todo en sectores como el farmacéutico) Al estudiar logística, se aprende a manejar las herramientas tecnológicas disponibles propias del almacenaje. Como los sistemas de radiofrecuencia, por ejemplo.

Básicamente, se aprende a diseñar y organizar los almacenes de un modo eficiente. Partiendo de la mejor localización posible, el mejor orden, distribución de la planta, tener en cuenta los movimientos internos del almacén, elementos de seguridad, decidir qué número de almacenes es el óptimo para desarrollar un plan logístico eficaz, etc.

Sin olvidarnos de que el almacén es un inmueble. Por lo tanto se aprende gestión inmobiliaria (sencilla) y fórmulas de conseguir un almacén, como contratos de arrendamiento, leasing, etc.

Un almacén tiene su propia administración interna y documentación interdepartemental. Se aprenderán tareas administrativas, tales como elaborar un albarán, inspeccionar mercancías, catalogar en el correspondiente programa informático, etc.

Al estudiar logística integral (todos los elementos de la logística) se aprende también todo el proceso administrativo corriente de una empresa. Incluyendo contabilidad. En definitiva, un técnico en logística está perfectamente capacitado para ejercer tareas administrativas.

Sobre todo, se aprende a reducir costes. Siempre se pueden reducir costes en cualquier área del negocio. Los costes logísticos pueden representar alrededor de un 25% del total de los costes empresariales (dependiendo siempre de la empresa y del sector). Pero cuidado con la suboptimización. Algunos ejemplos de los costes de almacenaje son:

  • Costes de las instalaciones y equipos.
  • Costes de operativa del almacén.
  • Coste de mantenimiento de equipos e instalaciones.
  • Coste de obsolescencia de equipos e instalaciones.
  • Costes de reposición de nuevas instalaciones y equipos.
  • Costes de mano de obra.
  • Costes de seguros.

El almacén es un nodo dentro de la cadena logística (la llamada Supply Chain) y debe ser gestionado correctamente.

Los movimientos de mercancías dentro del almacén e incluso entre almacenes también deben ser gestionados con eficacia y eficiencia.

Gestión de stocks

No debemos confundir la gestión de stocks con la gestión de almacenes. Mientras que un área de la logística se encarga de gestionar el contienente (almacén) como un nodo dentro de una red logística, otra área se encarga de gestionar el contenido (stocks o existencias).

Las existencias (stocks) son una partida contable que tiene mucha importancia en el balance empresarial. Una gestión eficaz puede suponer un ahorro de costes significativo, sin renunciar a la eficacia de la cadena logística (acordémonos del concepto de suboptimización) y sin reducir la calidad y la atención al cliente.

El stock supone una inversión que se encuentra paralizada en un almacén, en ocasiones supone una inversión muy fuerte. Esta inversión tiene un coste, en ocasiones muy significativo. El coste del stock se mide por el capital que tenemos cautivo y que podríamos destinar para otros fines.

Por consiguiente, la simple tenencia de stocks supone un coste de oportunidad, medido como el tipo de interés de un activo libre de riesgo (deuda pública) como mínimo.

Por otro lado, no podemos dejar que las existencias se agoten y no poder satisfacer la demanda del cliente. ¿Dónde está el equilibrio?

Se trata de mantener los niveles mínimos de stock sin dejar por ello de atender los pedidos. En principio, para ello deberemos aprender a distinguir los tipos de stock. Básicamente son tres:

  • Materias primas
  • Productos en curso (en fabricación)
  • Producto terminado.

La previsión de demanda nos dará las bases para establecer el plan de stock de productos terminados, el programa de producción y los niveles de stock de materias primas (y productos semielaborados o en fabricación). Todo esto debe ser cuidadosamente diseñado, coordinado y gestionado. En esta parte de la logística se aprende como se hace esto.

Existen métodos y sistemas de gestión de stock. Basados en cálculos matemáticos. Aspectos tales como valor unitario, coste de emisión de una orden de compra, cantidades de pedidos óptimas, coste total de inventario por año, stock medio, stock de seguridad, índice de rotación, índice de cobertura, etc. son aprendidos en esta área de la logística.

Se trata de aplicar el modelo que mejor se adapte al plan logístico y a la cadena logística vista como un todo.

Determinar los valores óptimos de stocks responde a muchas variables que se aprenden al estudiar logística y transporte. Empezando por segmentar los productos y los clientes según la técnica ABC (diagrama de Pareto).

También aprenderemos a gestionar los riesgos de tenencia de stocks, tales como roturas, robos, obsolescencia. Así como al contratar un seguro correspondiente y proteger las mercancías.

Logística de producción

El proceso de planificación empresarial y la correcta utilización de los recursos dan lugar a entender y estudiar las técnicas de producción para atender las necesidades logísticas del mismo proceso productivo y entendido como una parte más de la cadena logística.

La producción en sí misma puede considerarse como la antesala de la logística de distribución y el final de la logística de aprovisionamiento.

Las técnicas logísticas se subdividen en dos tipos. Por una parte tenemos la logística de entrada (aprovisionamientos, transporte de materias primas, almacenaje de materias primas, etc.) y por otro la logística de salida (almacenaje de productos terminados, transporte, distribución, etc.). Pues bien, la logística de producción se encuentra entre ambas y tiene que ver con la correcta planificación y control productivo.

En este apartado, el alumno no sólo aprenderá la necesidad de una correcta planificación estratégica, táctica y operativa, sino que deberá entender su utilidad para calcular y coordinar todas las actividades logísticas.

En el proceso de planificación comprende:

  • Determinar las premisas fundamentales.
  • Fijar los objetivos estratégicos.
  • Desarrollar un plan estratégico.
  • Desarrollar un plan táctico.
  • Desarrollar los planes operativos.
  • Tomar las decisiones oportunas para ejecutarlo.
  • Realizar el seguimiento y control del mismo.

Este apartado de la logística está muy relacionado con la ingeniería de organización industrial. Se aprenden las premisas para coordinar todo. Comenzando con el desarrollo del plan de producción.

El plan de producción depende de las necesidades de demanda, anteriormente calculadas mediante las técnicas de previsión. Una vez diseñado el plan de producción se procede a determinar los planes de aprovisionamiento y necesidades de transporte, almacenamiento y otras áreas logísticas.

Secuenciar las operaciones a realizar, las máquinas y equipos a utilizar, los utillajes necesarios para las operaciones, las inspecciones a realizar, las necesidades de mano de obra y su cualificación, el tiempo unitario para cada operación y el número óptimo de piezas a fabricar son sólo algunas cuestiones que se deben valorar para determinar las necesidades logísticas que tendrá la empresa industrial.

En otro orden de cosas, saber diseñar la distribución de la planta de producción y sus secciones correspondientes hará también más óptimo el movimiento interno y el ajuste de las capacidades.

Todo ello sin olvidarnos de las necesidades documentales, la documentación e información también forma parte del ciclo logístico. La logística se encarga de gestionar toda la información que se genera como consecuencia de este ciclo.

La cuestión es alcanzar la filosofía del “just in time” (justo a tiempo). Esta gestión procura conseguir que todas las piezas estén en las cantidades necesarias y en el instante adecuado para satisfacer la demanda del producto. Esta forma de orientar la empresa debe englobar a todas las áreas de la organización.

Logística de transporte

Aquí entramos en la parte más amplia de todo el estudio logístico. Tanto es así que, según hemos visto, existen programas formativos orientados al transporte y en el que se estudian los demás aspectos logísticos de un modo secundario, como actividades complementarias.

En transporte en sí mismo representa una parte de la logística con sustantividad propia. Pero no debemos olvidar lo dicho anteriormente sobre la suboptimización y deberemos compaginarlo con un estudio más profundo de las necesidades logísticas.

En realidad, el hecho de que se estudie transporte de una forma aislada está orientado a trabajar en una empresa de logística y no una empresa industrial. Los operadores logísticos son en realidad empresas de transporte con una serie de servicios adicionales (almacenaje, gestión aduanera, estiba en el puerto, gestión documental, etc.).

En logística de transporte aprenderás lo siguiente:

  • Nociones básicas sobre los contratos en general. Se trata de estudiar los distintos contratos existentes en Derecho (compraventa, arrendamiento, depósito, préstamos, etc.) y sus elementos.
  • El contrato de transporte (fundamental porque un operador de transporte debe subcontratar muchos servicios de este tipo).
  • Las reclamaciones derivadas del transporte, su forma de presentación, sus plazos, el papel de las Juntas arbitrales de transporte, los incumplimientos contractuales, etc.
  • Administración general de empresa. Entender al transportista como un empresario mercantil y sus obligaciones fiscales, sociales, contables, nóminas, gestión de recursos humanos, etc.
  • Nociones sobre gestión comercial y financiera. Las amortizaciones y la financiación juegan un papel importante porque una empresa de transportes juega con activos que precisan financiación y se deprecian muy rápidamente (sin contar que se necesitará plataformas logísticas. Es decir, almacenes). Además de los mecanismos de gestión bancaria y de la liquidez (finanzas estructurales y finanzas operativas).
  • Contabilidad básica y análisis financiero de una empresa.
  • Realizar presupuestos como instrumento de planificación y control.
  • Los costes de la empresa industrial y su forma de cálculo. A modo de nociones básicas sobre la contabilidad de costes.
  • Los costes del transporte, su modo de cálculo y su forma de contabilizarlos.
  • Estructuras empresariales y departamentos.
  • Planificación y dirección empresarial (nociones básicas).
  • Nociones sobre marketing empresarial.
  • Contratos de seguros. Todo lo relativo al seguro. El seguro es un elemento muy importante en transporte y logística. Es fundamental y obligatorio en muchos casos, por lo tanto requiere una buena gestión y conocimiento de todos los tipos de seguros.
  • Nociones sobre informática, ofimática y aplicaciones telemáticas en el transporte y la logística.
  • La facturación y el ciclo del pedido (tiene que ver con la administración empresarial citada anteriormente).
  • Las empresas de transporte y las formas que pueden adquirir (transportista, operador de transporte, transitario, almacenista-distribuidor, operador logístico, centros de información y distribución de cargas, arrendamiento de vehículos sin conductor). Organización y comercialización del servicio de transporte.
  • Régimen jurídico del transporte y requisitos administrativos para el acceso a la profesión.
  • Acceso al mercado de transporte de mercancías.
  • Acceso al mercado de transporte internacional.
  • Documentación en el transporte y gestión de la misma.
  • Como se ha comentado, existe un módulo dedicado a la logística empresarial en el que se ven todos los demás aspectos como algo complementario al transporte (almacenaje, gestión de stocks, etc.).
  • Formalidades relativas al paso de fronteras (nociones básicas sobre gestión aduanera y diferentes convenios de tránsito de mercancías).
  • Inspección y régimen sancionador en el transporte.
  • Clases de vehículos de transporte y sus características.
  • Pesos y dimensiones de los diferentes vehículos de transporte.
  • Homologación, matriculación, I.T.V. y demás aspectos legales de los vehículos (incluyendo el tacógrafo de los camiones).
  • Medio ambiente y transporte.
  • Mantenimiento del vehículo de transporte y realizar un plan para ello.
  • Tipos de mercancías.
  • Protección física de la mercancía. Aspectos relativos a la carga, descarga y estiba de las mercancías.
  • Elementos del transporte intermodal (distintos modos de transporte, como ferrocarril, marítimo o aéreo).
  • Identificación y cálculo de rutas y aspectos operativos del transport Herramientas de programación de rutas.
  • Incoterms (para transporte internacional).
  • Transporte por ferrocarril.
  • Transporte marítimo.
  • Transporte aéreo.
  • Transporte de mercancías peligrosas.
  • Transporte de mercancías perecederas (nacional e internacional).
  • Transporte de animales vivos.
  • Transporte de grandes pesos y dimensiones.
  • Normativa de circulación, aspectos del permiso de conducción, seguridad y primeros auxilios.

Como habrás podido comprobar se trata de un programa muy amplio, todo ello sin incluir lo relativo al transporte de distribución por entender que pertenece a otro módulo dentro del estudio de la logística. Sin embargo, en algunos planes de estudio puede entenderse como un elemento integrador del transporte.

Vamos a ver por qué la distribución constituye, tal y como lo entendemos aquí y en muchos estudios de Postgrado, un elemento diferenciado del transporte.

Logística de distribución

En principio el transporte de distribución es un tipo de transporte con unas características propias. Sólo se parece al transporte de larga distancia en que los dos tienen ruedas y pueden utilizar la carretera (el transporte de distribución se realiza por carretera, porque es el único medio que permite llegar a las instalaciones del destinatario).

Además, la distribución constituye un elemento interno a la propia empresa, es una parte de su marketing, una forma de comunicarse con sus clientes. Por ello la distribución se estudia en un módulo separado dentro de la logística integral.

En un principio, para entender la distribución en sí misma, se debe comenzar por estudiar lo que constituye el servicio al cliente y lo que representa en una empresa. El hecho de poder ofrecer una mercancía determinada con:

  • La información adecuada.
  • El producto deseado.
  • La cantidad correcta.
  • La calidad esperada.
  • En el plazo de entrega mínimo.
  • Las condiciones de venta aceptables.
  • La garantía comercial del producto vendido.
  • El servicio postventa eficaz y barato.

Todo esto da lugar a una verdadera estrategia y ventaja competitiva para la empresa industrial. La logística, entendida como un todo, y en última instancia el transporte de distribución hacen posible esto.

Desde un punto de vista estrictamente logístico los parámetros a tratar en la distribución son los siguientes:

  • El grado de disponibilidad de stocks en los almacenes de producto terminado.
  • Los plazos de entrega.
  • La fiabilidad en las condiciones y los plazos.

Una vez aprendidas las lecciones de servicio al cliente, así como la estrategia de servicio y las necesidades logísticas (naturaleza de las decisiones a adoptar), deberemos pasar a aprender a cómo optimizar este servicio.

Para ello se estudian los distintos modelos de distribución comercial e identificar los puntos de stocks requeridos. ¿Centralizamos la distribución o establecemos una serie de nodos o puntos dónde se servirá al cliente final?

Estudiar los diferentes canales de distribución existentes y los sistemas de mercadotecnia será de gran ayuda para comenzar a diseñar el plan de distribución. Por ello también se estudian a modo general.

Los indicadores de gestión logística que se irán aprendiendo a lo largo del estudio de todo el programa serán de utilidad para el diseño de la red de distribución.

La planificación y el cálculo de las rutas de reparto, el diseño de almacenes específicos de ruptura de cargas y centros de distribución, las características y dimensiones de la flota de vehículos de distribución (propia o subcontratada), el uso de la subcontratación en almacenes y otros servicios, son cuestiones que se aprenden en este módulo.

Para finalizar, este módulo también incluye los aspectos relativos a la legislación y gestión de envases y residuos (gestión del reciclaje), la llamada “logística inversa”.

En la logística inversa también se tratan los temas de devoluciones de clientes y gestión de incidencias, no únicamente la recogida de residuos, envases vacíos y materiales a reciclar.

Otros módulos y materias que completan el estudio en logística

Además de todo lo visto, que por así decirlo constituye el aprendizaje puramente técnico en logística, el alumno que decida estudiar esta disciplina bajo alguno de los modos y programas formativos existentes deberá aprender las nuevas tecnologías y los modelos de gestión logística integral.

Aspectos tales como el Supply Chain Management (gestión de la cadena de suministro), aspectos relativos al comercio electrónico, los modelos de gestión enfocados al cliente, etc.

En otro orden, existen asignaturas y materias que complementan el estudio, como por ejemplo el inglés y el francés son esenciales para el estudio de la logística (sobre todo para trabajar en el ramo de transporte).

Todo ello sin contar con las asignaturas comunes que se estudian al cursar un Módulo de Técnico Superior en Gestión del Transporte como las Relaciones en el Entorno de Trabajo y Formación y Orientación Laboral. Paralelamente también se ven muchas cuestiones relativas al comercio internacional (se dedica un Módulo entero a la Gestión administrativa del comercio internacional).

Podríamos denominar a estas asignaturas como complementarias al estudio técnico de logística y transporte, aunque no dejan de ser fundamentales.

¿Qué salidas profesionales puede tener el aprender transporte y logística?

Al ser un programa tan amplio, las salidas profesionales también son diversas y variadas.

Por una parte podemos centrarnos en el sector del transporte y la logística (uno de los estratégicos en España) y acceder a un puesto de Jefe de Tráfico o Jefe de Circulación en una empresa de transporte.

Esta persona es la encargada de las operaciones, de contratar envíos, de coordinar las cargas, de asignar vehículos y de asegurarse que el trabajo dentro de una empresa de transporte funciona correctamente. A su cargo puede tener uno o varios agentes u operadores de transporte.

Si nos vamos al ámbito del comercio internacional, sin dejar a un lado el sector logístico, es posible que un especialista en esta materia pueda gestionar un transitario.

Un transitario es una empresa encargada de organizar todo lo relativo a la logística en una operación de comercio internacional. Por poner unos ejemplos de lo que podría hacer una empresa de este estilo mencionaremos:

  • Gestionar toda la documentación mercantil de la operación de comercio internacional.
  • Recoger el envío en las instalaciones del fabricante o vendedor y llevarlo hasta el despacho de aduanas, el puerto, la estación de ferrocarril, el aeropuerto o cualquier otro punto de almacenaje (para completar la carga, por ejemplo). Para ello se debe contratar un servicio de transporte por carretera, o disponerlo con un vehículo propio de la empresa.
  • Gestionar el despacho aduanero. El Transitario, en muchos casos, puede ser a su vez agente de aduanas. En caso contrario dispone de un contacto fluido con agentes para prestar este servicio.
  • Poner a disposición de su cliente todos los puntos de almacenaje necesarios.
  • Contratar la estiba portuaria, contratar con la naviera, gestionar todos los seguros pertinentes al transporte y las mercancías.
  • Recepción del envío en el puerto, aeropuerto, estación de ferrocarril o almacén de destino. Comprobación de que la mercancía cumple con las especificaciones de su cliente.
  • Servicios de asesoramiento sobre costes de exportación , gastos de flete, gastos portuarios, derechos consulares, documentación especial y sus costes, seguros y gestión de las mercancías.

Esto sólo por poner unos ejemplos, en realidad un transitario puede realizar todas las actividades logísticas previamente vistas.

Para aquellos que no les guste la gestión logística, pueden acceder al mundo comercial, los operadores logísticos y las empresas transportistas también necesitan agentes comerciales y este personal debe estar formado en materia con fines de que pueda asesorar al cliente y ofrecerle un servicio de calidad.

Qué decir de los Jefes de Almacén, también son personal especializado en logística, concretamente controlan muy bien la gestión de stocks y todo lo relativo al mantenimiento y la operativa del almacén (logística de almacenaje y gestión de stocks). Un Jefe de almacén puede trabajar tanto en una empresa del sector de la logística como en cualquier empresa industrial.

Jefe de compras también es una profesión que podría desempeñar un especialista en logística, mucho mejor si ha profundizado en logística de aprovisionamiento. Estamos dando un giro de la empresa de servicios logísticos a la empresa industrial.

Siguiendo en la empresa industrial, también es posible diseñar planes y programaciones logísticas, de toda una empresa, la logística integral. Los Jefes del departamento de logística son personas altamente cualificadas.

Trabajar en cualquier área de las vistas, ya sea como operador, administrativo o director. Las salidas que puede tener la logística son múltiples. A todas estas hay que añadir la posibilidad de ser Inspector de transporte si hemos optado por el ciclo formativo oficial de Grado Superior.

Sin olvidar en ningún momento la posibilidad de ejercer la profesión por cuenta propia. Ya sea como asesor, como gestor o como agente de transporte (empresas que procuran servicios de transporte para sus clientes subcontratando empresas transportistas). También puedes gestionar un almacén arrendado (o comprado) y ofrecer servicios de almacenaje por cuenta propia.

Las posibilidades de trabajar como emprendedor y empresario en el sector de logística son infinitas y dependen de tu imaginación. Tan sólo hay que pararse a ver lo grande que es la logística y la cantidad de servicios que se pueden ofrecer. Incluyendo la información y las nuevas tecnologías.

En la logística inversa, la gestión de devoluciones, tratamiento de incidencias, gestión de residuos y el reciclaje de los mismos existe una buena oportunidad de negocio. Tanto para transportistas, almacenistas, gestores y burócratas de este asunto.

Concluiremos también haciendo referencia a las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs). Tal y como se ha comentado al principio de este artículo, este tipo de instituciones tienen una gran necesidad de especialistas formados en este campo.

La logística es necesaria para el funcionamiento de todas las áreas de la sociedad, por pequeñas que sean. Si alguna vez vas al supermercado y ves un cartón de leche en el estante, piensa que para que ese cartón de leche pueda estar en ese lugar y tú puedas disponer de él tan sólo alargando el brazo y cogiéndolo es porque ha habido un proceso logístico más o menos complejo.

El transporte y la logística están presentes en nuestras vidas, el hecho de que haya profesionales muy bien formados en este campo dignifica esta profesión. Por ello no dudes en estudiar transporte y logística si alguna de las muchas áreas que hemos visto te ha llamado la atención; o deseas tener una serie de conocimientos y habilidades que te completen como profesional en la gestión empresarial.

[notification type=”notification_info” ]Si te ha gustado este completo artículo sobre estudiar transporte y logística y quieres ampliar más tus conocimientos, puedes hacerlo en uno de los blogs de referencia en español: informacionlogistica.com[/notification]
Estudiar transporte y logística
5 sobre 28 votos
Formación a Medida ¿Qué Necesitas Estudiar?INICIAR ASISTENTE